Wislawa Szymborska, retazos de vida

Posted: 20 octubre, 2017 by Marilú

En casa, de pequeña, la llamaban Ichna (de Marchyna). Poseía una enorme curiosidad, una característica que la acompañó toda su vida. Ser curiosa le permitió analizar experiencias y desarrollar su personal mirada del mundo.

Este atributo, tan útil para quien se dedique a una actividad creadora, será una marca en la obra de Wislawa Szymborska.

Nace el 2 de julio de 1923 en la localidad polaca de Poznan, aunque a los ocho años se traslada junto a su familia a Cracovia.

A su padre le encantaba leer y a ella escuchar como lo hacía.Tuvo predilección por los enanitos y los cuentos de Andersen. El autor se tomaba en serio a los niños, lo suficiente como para dar finales tristes a sus cuentos.

Estudió Filología y Sociología en la universidad Jagellónica. Al finalizar sus estudios realiza los primeros pinitos literarios. Comenzó por relatos breves, terminó escribiendo poemas.

Su primera publicación data de 1945, se titulaba “Busco la palabra”, algo muy apropiado si pensamos en cómo consiguió hallarla y darle un uso tan portentoso.

Entre 1953 y 1981 trabajó como crítica literaria, un empleo de gran relevancia para desvelar quien era ella. La columna que desarrollaba se titulaba “Lectura no obligatoria” donde aportaba su valoración sobre libros y temas aledaños.

 

Si algo sabemos quienes nos dedicamos a compartir impresiones lectoras es que, a veces, comunicar esas valoraciones aporta indicios de quienes somos, desde nuestra vida emocional y anécdotas propias.

Algo similar sucedió con estas columnas, fueron el punto de apoyo para que años más tarde dos periodistas (Anna Bikont y Joanna Szczesna) exprimieran la información suficiente para componer una biografía de Szymborska.

Si algo caracterizaba a la autora era el celo por mantener su vida en territorio privado. No obstante, las conclusiones extraídas por estas periodistas de las “Lecturas no obligatorias” la llevaron a afirmar: «Es una sensación terrible leer acerca de una misma: pero dado que ustedes han trabajado tanto, de acuerdo, precisemos». Trastos y recuerdos es la biografía resultante que fue publicada por Pre-Textos en castellano.

El reconocimiento le llegaría con Por eso vivimos (1952) tras el cual también publicó Preguntas planteadas a una misma (1954) y Llamando al Yeti (1957).

Estos primeros títulos le supusieron quebraderos de cabeza por su inicial militancia en el Partido comunista y posterior rechazo. Nunca volvió a publicar nada anterior a 1957.

De su carrera también destaca su pertenencia a la Unión de Escritores de Polonia y la Asociación de Escritores.

Obtuvo numerosos premios (Premio ciudad de Cracovia, 1954; Premio Ministerio de Cultura de Polonia, 1963; Premio Goethe, 1991; Premio Herder, 1995; Doctor Honorífico de la universidad Adam Mickiewcz, 1995; Premio Pen Club de Polonia, 1996).

El definitivo llegó con la obtención del Nobel de Literatura en 1996. La academia refirió acerca de su obra que le era concedido por: “la precisión irónica con la que ha iluminado fragmentos de la realidad humana en su contexto histórico e ideológico”.

Este galardón lo recogió iniciando su discurso con estas palabras:

Se dice que en un discurso lo más difícil es siempre la primera frase… Pues ya la dije… Pero presiento que las que siguen van a ser igualmente difíciles, la tercera, la sexta, la décima, hasta la última, ya que debo hablar sobre poesía. Muy raras veces me he expresado acerca de este tema, casi nunca, y siempre con la convicción de que no lo hago muy bien. Por eso mi discurso no va a ser demasiado largo. Toda imperfección resulta más fácil de aguantar si se sirve en pequeñas dosis. 

Gracias a este premio se tradujo gran parte de su obra al castellano. Aunque para ella supuso una “catástrofe” como refiere Care Santos en este artículo.

A Szymborska no le gustaba hablar de sí misma, ni de sus emociones; de hecho hasta los 73 años solo había sido entrevistada apenas una decena de veces. Que accediera a ser abordada para la biografía que comentaba antes supuso romper bastante ese hermetismo.

En 2009 publica su último libro en vida: Hasta aquí.

Wislawa Szymborska falleció en Cracovia el 1 de febrero de 2012.

Algunos retazos

  • Su expresión favorita era “No sé
  • Sus amigos y seres queridos eran la prioridad en su vida.
  • Wisława Szymborska pensaba que todo podía ser cuestionado.
  • Términos en que se describe su personalidad: sencilla, humilde, curiosa, discreta, vital.

Una frase

Solo las preguntas un poco ingenuas son verdaderamente profundas.

Un pensamiento

Espero que no se me suba a la cabeza Soy escéptica por naturaleza. Especialmente conmigo misma. Intento no pensar mucho en mí, y no es pose ni guiño al lector; de veras no estoy en el centro de mi interés. El mundo es tan interesante que no vale la pena ocuparse de uno mismo. 

Un poema

Sentada junto a un río describe un suceso anodino que no pasará a la historia.

 

PUEDE SER SIN TÍTULO   

 

Por alguna causa yo estoy aquí y miro.  

Sobre mi cabeza una mariposa blanca aletea en el aire  

con unas alas que son solamente suyas,  

y una sombra sobrevuela mis manos,  

no otra, no la de cualquiera, sino su propia sombra.  

   

Ante una visión así, siempre me abandona la certeza  

de que lo importante  

es más importante que lo insignificante. 

Algunas fuentes:

El país
ABC
Siglo XXI
Entrevista 

14 Comments

  • Norah Bennett 20 octubre, 2017 at 1:08 pm

    Muy interesante. Me ha sorprendido porque por la época y situación me esperaba la habitual retahíla de desgracias y contratiempos. Que los habría, pero han tenido a bien no detallarlos. Pienso que es autora para leer poco a poco, con paciencia.
    Besos de nieta waiting for approval.

    Reply
    • Marilú 22 octubre, 2017 at 11:46 pm

      Es una de las particularidades, esta mujer vivió unos años convulsos para Europa y desde un lugar muy relevante. No se hace tanto hincapié en las desgracias pero le influyó en su percepción de la vida, estoy segura, se aferró al humor, ese tan característico suyo. A mi me ha fascinado saber de ella. Las lecturas siempre con calma, paciencia y para sacarles provecho 🙂
      Besos nieta aprobadora

      Reply
  • Margari 20 octubre, 2017 at 4:44 pm

    Como a Norah me ha sorprendido, que está acostumbrada una ya a la sucesión habitual de desgracias en esta época. Una entrada muy instructiva.
    Besotes!!!

    Reply
    • Marilú 22 octubre, 2017 at 11:48 pm

      Jajajaja, es verdad, se mantuvo activa políticamente y tenía su propia visión pero no parece que sean lo que más refieren de ella por estos lares. A mi me conquistan las distancias cortas para entender quien es alguien, creo que ese hermetismo respecto a su persona me hace querer saber incluso más.
      Besotes

      Reply
  • Lorena Álvarez González 21 octubre, 2017 at 2:03 pm

    Tengo apuntado de ella un volumen titulado ‘Prosas reunidas’ de la editorial Malpaso y me da que contiene muchas de esas ‘Lecturas no obligatorias’.
    Buenos retazos biográficos los que nos dejas. Me he acordado al leerte de Zagajewski, que ya sabes que he leído recientemente. Supongo que porque ambos poetas son polacos, estudiaron en la misma universidad y ambos abordaron, en sus respectivos discrusos al recoger sus diferentes premios, la dificultad de hablar de poesía.
    Besos

    Reply
    • Marilú 22 octubre, 2017 at 11:55 pm

      Conozco el libro que mencionas y lo he tenido a mano pero de biblioteca, prefiero hacerme con el tomo cuando pueda, para ir poco a poco 🙂
      Ahora que mencionas a Zagajewski es verdad que se dan similitudes, por si tenía alguna duda para leerlo ya me las despejas todas. También es que al catalogo de Pre-Textos le tengo cierta predilección y confianza.
      Besos

      Reply
  • Carla 22 octubre, 2017 at 3:04 pm

    Me ha encantado esta entrada! He descubierto muchas cosas y me gusta el enfoque que le has dado.
    Espero que sigas enseñándonos a mas personajes así
    Besos

    Reply
    • Marilú 22 octubre, 2017 at 11:57 pm

      Qué bien, me alegro de que te haya gustado. Mi intención es asomar de vez en cuando con algún post sobre gente que me apetezca destacar, me ayuda a descubrir cosas. Ya os contaré, ¡gracias!
      Besos

      Reply
  • Marisa 22 octubre, 2017 at 7:08 pm

    Muchas gracias por presentarme a esta escritora. Tengo la mala costumbre de no hacer mucho caso de los premios, pero gracias a esta entrada tuya, intentaré enmendarme; esta escritora me ha parecido de lo más interesante. Abrazos.

    Reply
    • Marilú 23 octubre, 2017 at 12:00 am

      A mi hay premios que me echan atrás, aunque a alguno si le sigo la pista por lo general. Realmente con Szymborska no fue tanto por el galardón. Hace mucho alguien me insistió en que era fantástica y no pude evitar querer comprobarlo. Lo de saber de su vida ha sido ahora y me alegro, me parece una mujer admirable.
      Abrazos

      Reply
  • RO 22 octubre, 2017 at 8:08 pm

    Me ha encantado la entrada. Porque, pese a haberme empapado al haberla tendio este verano entre mis lecturas, había muchas cosas que desconocía. Su poesía, su prosa, ella…(no, no voy a añadir nada ninguna coletilla que suene a hembrismo). 😛

    Un besote!

    Reply
    • Marilú 23 octubre, 2017 at 12:05 am

      Ooooh, qué bien socia. Como el libro de Malpaso no lo he leído no sabía si incluía pinceladas biográficas, si te ha servido para completar, perfecto. A mi ella, con o sin coletilla, me parece fascinante, en serio, su postura vital ha terminado de encandilarme.
      Un besote
      PD: La última tenía que estar, es gloriosa 😀

      Reply
  • RO 22 octubre, 2017 at 8:08 pm

    PD: Hiperfan de la última foto.

    Reply
  • Marisa G. 25 octubre, 2017 at 5:39 pm

    Una pinta estupenda y tu la planteas tan amena… No me importaría hincarle el diente. Besos

    Reply

Leave a Reply