Pastoralia (George Saunders)

Posted: 4 septiembre, 2018 by Marilú

Alfabia ediciones

Situaciones: a) compras un libro recién salido de imprenta; b) permites a una familia de acáridos crear colonias; c) Saunders publica novela ; d) mantienes el libro en estado de gracia. En resumen, que he rescatado “Pastoralia” de las estanterías y me he encontrado con seis relatos que, digámoslo así, merecen que me ponga en tratamiento por compradora compulsiva. Os dejo algunas conclusiones:

El primero da título al volumen (Pastoralia) y nos sitúa en un parque temático sobre la vida de las cavernas. Sus trabajadores son observados por los visitantes y el lector asume también el papel de espectador. Dos personajes y una crítica solapada nos inducen a sonreírnos de lo que no tiene ninguna gracia, las condiciones de trabajo precarias y la carroña laboral. Se califica de nouvelle o novela corta esta primera pieza. Una historia donde Saunders nos arroja el guante en toda la cara y nos tortea.

Si tuviera que dedicar este compendio a alguien sería a los vende-humo. El autor en su segunda historia nos lleva a una reunión de grupo, las palabras de su orador invitan a los congregados a dejar culpas a un lado, a “liberarse”. Resulta preocupante perder el sentido común en estos temas, apabullante llevar al extremo ideas. Esto le veremos en Winky

Pero de todos, mi favorito es Roblemar

Saunders nos sitúa en una situación familiar complicada. El autor alude de nuevo a las dificultades económicas y para completar el cuadro introduce la muerte. Y aunque fallecer tiene sus costes, dejar la vida pasar incluye consecuencias. Una historia de tintes fantásticos que devoras a golpe de sorpresa.

La infelicidad del peluquero retrata otras incertidumbres, la selección de pareja. En este caso su protagonista vive junto a su madre y conoce, en la autoescuela, a la que podría ser la candidata idónea. Cuando parece que todo está encarrilado Saunders mete baza y nos manda a la otra punta. Una historia donde lo banal (lamentablemente) gana la partida.

El final de FIRPO en el mundo me ha recordado a cuando vas conduciendo por carretera y se te infunde todo lo humano y divino, no hay límites, todo tiene arreglo. Algo así le pasa a Cody, un niño en bicicleta que a base de pedal toma conciencia de cuánto le rodea. Cierra este libro con La cascada y una “decisión” la de salvar a quien se ahoga, parece obvio que deberíamos hacerlo pero con Saunders nada se toma a la ligera.

Concluyendo, he leído Pastoralia en el momento adecuado, sin prisas, cada relato cuando me apetecía, en una pachorra mortal. El autor crea espacios y situaciones ficticias desde una mirada mordaz, consigue que parezca fácil eso de escribir, que los personajes fluyan como entes con vida propia. Unos seres abocados al fracaso pero que no generan lástima, ni rechazo, sino sorpresa. Saunders es cuentista y un escritor peculiar, leerlo es dejarse llevar. 

Por favor, sabed que cada uno de vosotros es alguien muy especial para nosotros, y que nunca es olvidada. Por favor, sabed que si cada uno de vosotros pudiera quedarse, se quedaría, si eso nos beneficiara a todos. Pero no lo haría, porque si así fuera lo haríamos, ¿no creéis que lo haríamos?; todos y cada uno de vosotros se quedaría. Pero, a medida que nos amoldamos a nuestra nueva organización, más liviana, se nos presenta a todos una excelente oportunidad para implementar nuestra Recombinación de Plantilla. Y así, aunque en estos tiempos de austeridad y retos es posible que algunos tengan que irse, hay en ello un aspecto positivo; y es que algunos tendrán que quedarse, y quizá sea uno de vosotros. Confiemos en que seas tú, que ahora lees esto, tú y también todos tus compañeros, pero no, como ya se ha dicho, no será así, porque eso es imposible.

4 Comments

  • Buscando mi equilibrio 4 septiembre, 2018 at 11:39 am

    Me ha gustado la cita que has compartido. No conocía ni la editorial ni al escritor ni nada, y me encantan estas propuestas que yo desconozco, porque al final del bestseller una acaba hasta el moño, de verlo y verlo hasta la saciedad. Así que lo anoto, por supuesto, pero este sí me gustaría toquitearlo un poco.
    ¿Pachorra moral? Yo estoy vaga redomada.
    Besos.

    Reply
    • Marilú 4 septiembre, 2018 at 12:29 pm

      Saunders es peculiar en sus formas y su vida también tiene peculiaridades. Con Pastoralia vas a encontrar unas historias asombrosas por lo menos, así que toquetea y lo decides.
      Ya he vuelto la vida activa (chao, pachorra! Snif!)
      Besotes

      Reply
  • Norah Bennett 4 septiembre, 2018 at 12:50 pm

    Pues hasta el final no tenía claro si te había gustado o no, a veces parecía que te hubiera apetecido darle un tirón de orejas al autor, como por ejemplo con el del peluquero que me lo veo venir. Pues como no sé conducir y nunca voy a saber y lo de montar en bici ya no puede ser no conozco la sensación de Firpo pero me la podría imaginar. Las sorpresas del favorito me llaman la atención por tener además muerte de por medio. Los dos primeros no me terminan de convencer.
    Creo que lo voy a buscar en biblioteca o a una malas en librería un día que no tenga los pies hinchados y me leo lo que me interesa para probar a ver cómo nos va.
    Besitos de nieta a la que le falta un render.

    Reply
    • Marilú 4 septiembre, 2018 at 3:20 pm

      El primero es el que da sentido a la portada y para muchos es el mejor. En realidad cobra sentido leerlos todos, aunque no estén relacionados en el argumento, te dan una visión en conjunto del fondo que aborda el autor. Los pobres personajes no parecen tenerlo fácil nunca. Es bastante peculiar así que no he querido lanzar las campanas al vuelo para que luego no haya protestas por la recomendación. A mi me ha dejado con ganas de más.
      Besos y que la lectura sea leve

      Reply

Leave a Reply