Las defensas (Gabi Martínez)

Posted: 11 septiembre, 2018 by Marilú

Seix Barral, 496 páginas

Las defensas es un juego de ingenio y probabilidad. Su autor material comienza narrando cuando un buen día, en una firma en Sant Jordi, el doctor Camilo Escobedo (nombre ficticio) ofrece al escritor su historia. Se trata de un médico especialista en neurología que padeció un serio trastorno mental. Lo sorprendente es que la causa del trastorno fuese precisamente su especialidad, una enfermedad autoinmune.

En este libro destaca la dudosa clasificación de género. Entre la biografía, el corte testimonial y a ritmo de crónica Martínez reproduce los pensamientos y vida del doctor a partir de un ingreso psiquiátrico. Un in media res que por momentos nos lleva al pasado. Cuando Camilo descubre su vocación médica y su cuasi-obsesión con las enfermedad autoinmune. Estos pasajes explican también cómo formó una familia y el equilibrismo entre la carrera profesional y el progreso económico.

¿Has visto House of cards? Es una serie inglesa, no sé cómo la habrán titulado aquí. Es estupenda por muchos motivos, pero lo que sobre todo te enseña esa serie, aparte de la corrupción de las altas esferas, algo que al fin y al cabo todos tenemos claro, lo que sobre todo te enseña es quien manda de verdad. Y lo que hay que hacer para no ser derribado.

No obstante para Camilo Escobedo lo esencial, la razón de su vida, está en el trabajo. Un empleo que le aboca a una situación de estrés y a ser víctima de un mobbing, otra patología de enormes consecuencias y de la que resulta una pesadilla salir.

La “novela” presenta numerosas controversias, como la fiabilidad del diagnóstico psiquiátrico o las difusas líneas entre lo físico y lo mental. Todas estas circunstancias y un ritmo calmo (lo más pesaroso de la lectura) atraviesan sus páginas hasta el desenlace anunciado, una locura y el sorprendente eureka de su causa.

Como digo, convence este artefacto narrativo por lo que consigue, hacerte olvidar hasta la ficción. Un logro al que contribuye el uso de la primera persona, la franqueza descarada para reconocer miserias y la suma de temas tangenciales. Realista y de actualidad, la exigencia personal en este tipo de profesiones, la evolución del sistema sanitario en España o la mezquindad de algunos seres asoman. Sin embargo, también se alude al remanso que la literatura puede aportar.

Las defensas hace honor a su título y nos protegen unas horas de lo mundanal. Una historia además para quienes debaten sobre la convergencia entre psicología, psiquiatría y neurología.

 “Trastorno bipolar”, reza el alta que han firmado cinco médicos. Simulan consenso para ocultar que no saben lo que tengo. Cinco médicos para meterme en el cajón de sastre del bipolar. Cinco médicos son muchos para cualquiera que desconozca la hipócrita mecánica de este juego. Cinco médicos es una cifra lo bastante impresionante para validar cualquier falacia. ¿Quién los va a desmentir? ¿Yo?

Emoción predominante: La incredulidad.

Para cuando no creas en la eficacia de las cosas y tu intuición te diga que algo falta. Llamémoslo azar.

Títulos relacionados:

  • En línea con el azar no se me ocurre mejor combinación que la Trilogía de Nueva York de Paul Auster. Todo un juego de especulaciones.

No Comments

Leave a Reply