La voz del padre, la voz de la madre (Lucía Boned Guillot)

Posted: 25 enero, 2021 by Marilú

 “En el año 1939 mi abuelo estuvo preso en la cárcel de Montjuïc. Mi abuela se mudó a Barcelona para estar cerca de él. Durante ocho meses se comunicaron con unas notitas que entraban y salían de la cárcel escondidas entre la ropa o en la comida. La primera vez que las leí no pude dormir en toda la noche y a la mañana siguiente le dejé una nota a mi padre en el banco de la cocina. Todas las notitas estaban dentro de un sobre en el que pone «Miniatura».”

“La voz del padre, la voz de la madre” es un brevísimo asomo por el sentido de la palabra familia. Su autora divide en tres partes dando voz a distintas generaciones.

La primera es la aportación de sus abuelos, que por motivo de la guerra civil pasaron un tiempo separados. Él encarcelado en Montjuïc, ella esperando a cargo de los niños. El texto lo componen escuetas misivas donde se exponen las triquiñuelas para colar estos mensajes entre paquetes de comida y ropa. Notas donde se envía cariño a los niños y se mantiene el lazo, que tanta falta hace cuando te separan de quien quieres.

En la segunda el hijo del matrimonio (y padre de la autora) rememora algunas anécdotas que nos explican quiénes eran. Los sabores que los constituyen, la batería de comandas para comportarse en la mesa. En definitiva los recados cotidianos que son a posteriori, ingredientes de nuestra nostalgia. Dicen que somos lo que comemos, añadiría: y nos explicamos por lo que nos enseñaron. Porque es en la tradición culinaria que uno vive en la infancia donde resuena el concepto de hogar.

Cierra el texto Lucía Boned incluyendo fotos de multitud objetos y concisas explicaciones de la historia de cada uno. La cubertería de plata, los libros que encuadernó el abuelo, el especiero giratorio de madera y porcelana. Esa huella física que cuando se marchan los seres queridos escuece.

Setenta y dos páginas de pura evocación, de añoranza y de felicidad por aquellos ratos.

No Comments

Leave a Reply