Dalton Trumbo (Bruce Cook)

Posted: 31 agosto, 2017 by Marilú

Dalton Trumbo (Bruce Cook)

Estamos ante una biografía, la de Dalton Trumbo, contamos con un aliciente, pronto se estrenará la película en España. La cuestión es ahondar sobre de quien se trata.

“[…] su humor áspero, su dureza y su desdén por las fáciles expresiones de interés que todos nos creemos obligados a usar en tales casos.” 

Dalton Trumbo fue guionista y como tal descubrimos su participación en multitud de películas como El Bravo, Espartaco o Vacaciones en Roma. Pero también fue director y se montó su propia película, me explico. Trumbo soñaba con ser novelista y llegó a publicar una obra de gran repercusión: Jonnhy cogió su fusil. La historia y título surgen en respuesta a la llamada de jóvenes para la gran guerra en Europa y sus consecuencias.
 
Joe Bonham, el protagonista de la novela, nos relatará la experiencia desde una situación extrema (ciego, sordo, mudo y sin extremidades). La historia antibelicista por excelencia que ya recomendé fervientemente aquí, que esta misma editorial (Navona) reedita e incluye en su catálogo, que fue llevada al cine y de la que, como decía, Dalton Trumbo fue su director.

“la composición de Jonnhy cogió su fusil se le presentó a Dalton Trumbo como una serie de problemas técnicos que tenía que encarar y resolver. Y quizá eso fue lo mejor, porque si se hubiera permitido sumergirse totalmente en la realidad dramática de un tema con tal carga emocional, habría tenido la tentación de incurrir en excesos pasionales -sensiblería o ira- y el libro que sería Jonnhy nunca se habría escrito tal como fue” 

Guionista, director y escritor ¿qué más?
Bruce Cook, periodista fascinado por la persona de Trumbo y el momento que le tocó vivir, nos ofrece en esta lectura una labor titánica de documentación. Lejos de centrarse exclusivamente en las fuentes bibliográficas, Cook se persona ante los protagonistas de la historia, habla con Trumbo, con su esposa, amigos, colegas, compañeros, quienes estuvieron ahí y quienes fallaron. Como resultado estamos ante un texto vital pero también homogéneo y coherente. Construido a base de entrevistas y fortalecido por el rigor. No hay ánimo de mostrarnos a Trumbo como alguien ejemplar sino como el que fue. ¿Y quién fue?
Un hombre al que en 1947 el comité de Actividades Antiamericanas llamó a declarar junto a otras personalidades del cine y que rechazó afirmar o negar ser del partido comunista. Trumbo pasó casi un año preso a consecuencia de ello, no siendo suficiente, a su salida tuvo que ocultar su identidad para seguir trabajando. ¿Esconderse de qué? De una caza de brujas en pleno Hollywood que le llevó a trabajar bajo seudónimo durante largo tiempo. Esto le ocurrió tras muchos esfuerzos para alcanzar cierto éxito profesional y con una familia a cargo que también le costó lo suyo. Como digo, fue encarcelado, liberado y en lugar de encontrar un sitio al que volver, tuvo que huir y malvivir o vender parte de su talento firmando bajo seudónimo obras y bosquejando otros medios para salir al paso.
Aunque parezca que con esto se cuenta todo, nada más lejos de la realidad, encontraremos anécdotas cinéfilas y nos dejaremos llevar, eso es lo que consigue el texto, que sigamos leyendo. Bajo cualquier prisma se considera que Trumbo tuvo una talla moral, un talento inusual y en señor carácter, llevando a gala tales características hasta las últimas consecuencias. Como pegas mencionaré una, no dejarse cosas en el tintero, lo que supone un sinfín de pormenores que pueden no ser del interés del lector (ya se sabe, la minuciosidad de contar los detalles) pero de lo que no cabe duda es que aportan una perspectiva no solo de Trumbo sino de como desarrolló un suceso histórico. Una biografía fascinante que lejos de aburrir nos habla del resurgir de las cenizas, de un tiempo que no resulta lejano, de las consecuencias de elegir.


“Él creía apasionada y profundamente en los finales felices.”

Bruce Cook (Dalton Trumbo)

No Comments

Leave a Reply